Fumet de gambas

Fumet de gambas

Prepara un fumet de gambas y aprovecha el sabor que puede dar a tus platos extrayendo su esencia marina con esta receta que traemos para ti!

Ingredientes

    • 500 gramos de gambas frescas
    • 100 mililitros de aceite de girasol
    • 2.5 litros de agua
    • 2 dientes de ajo
    • 1 vaso de coñac (50 ml)
    • ½ vaso de vino blanco (100 ml)
    • Sal y pimienta

Preparación

  1. Pela las gambas crudas y quítales los intestinos y las cabezas, reserva en el congelador las gambas para cualquier otra preparación.
  2. Calienta el aceite y los dientes de ajo ligeramente machacados en una sartén a fuego medio, una vez el ajo empiece a tomar color, añade las cabezas y las cáscaras de las gambas, sube el fuego y remueve con una cuchara de madera.
  3. Añade el vino blanco y el coñac, deja que se evaporen, luego agrega sal y pimienta al gusto. Remueve la mezcla y presiona ligeramente con una espátula o cuchara de madera para que suelte sus jugos.
  4. Agrega agua y cocina a fuego medio-bajo durante 30 minutos en una olla tradicional o 5 minutos en una olla a presión a partir del momento en que suban los 2 aros.
  5. Coloca el brazo de la batidora en la olla y tritura bien el fumet de gambas, luego pasa la mezcla por un colador de malla fina y listo!

Preparar un fumet con las partes del marisco que normalmente se desechan no sólo es una muy buena idea para aprovecharlo, sino que nos permitirá preparar un arroz “del senyoret” (el que se sirve con todo el marisco pelado) en el que está muy presente el sabor del coral de la gamba, que se encuentra en su cabeza y donde se concentra gran parte de su sabor (también podemos prepararlo con gambas).

Triturar el fumet después nos ayudará a extraer toda su esencia marina, pero también nos obliga a colarlo bien para no encontrar impurezas. Después de pasarlo tres veces por un colador metálico de malla fina, podemos utilizar un filtro de café o repetir el proceso colocando una lata o un paño de algodón limpio en el mismo colador, que filtrará hasta los trozos más pequeños del caparazón del crustáceo.

Tips y consejos

  • Si fuese demasiada cantidad, puedes congelar, usando para ello bolsas o botellitas de plástico en las que viene envasada el agua mineral.
  • En caso de que no cuentas con una trituradora puedes usar una licuadora, solo debes dejar que el fumet de gambas se enfríe un poco.
  • Puedes hacer esta misma receta sustituyendo las gambas por langostinos, en nuestra opinión ambos son realmente exquisitos.
  • Es aconsejable ajustar el caldo de sal en el momento cuando lo vayas a utilizar de esta manera controlarás mejor el sabor en tus comidas.
0/5 (0 Reviews)

Recetas Relacionadas

error: Contenido Protegido !!