¿Cómo saber si los camarones están en mal estado?

¿Cómo saber si los camarones están en mal estado?

Conservar pescados y mariscos frescos es una de las mayores preocupaciones que tenemos todos los cocineros caseros tanto principiantes como amateurs, de esto no escapamos los que principalmente amamos degustar camarones.

Unos camarones en mal estado pueden dar lugar a un sabor realmente desagradable, siendo aún peor en los casos en los que causan una intoxicación alimentaria potencialmente peligrosa.

Sabiendo esto, es vital que conozcamos todos los signos de unos camarones en mal estado, para poder tirarlos a la basura antes de llevárnoslos a la boca!

La principal característica que unos camarones en mal estado tienen es un olor fuerte y desagradable, sumado a una carne blanda, viscosa, de color marrón, café o verde y una cola y cáscara con manchas negras. En caso de examinar camarones, gambas o langostinos con la cabeza intacta y observar sus ojos, notarás que están secos, encogidos o simplemente no estarán.

¿Cuál es el color de los camarones crudos?

Como dicen por ahí, todo entra por los ojos y es que lo primero que debes observar antes de adquirirlos, es el color que tienen.

Si bien el color de las gambas y camarones varía de una especie a otra y puede estar influenciado por la edad (tamaño), la temporada de recolección, el lugar de cría y la dieta. Ten en cuenta que el color de la carne de estos crustáceos puede variar desde el blanco hasta tonos grises y ligeros tintes azulados cubiertos por patrones superficiales de color rojo, rosa o gris oscuro. Algunas especies, como el camarón tigre, tienen un color de caparazón con rayas negras naturales.

Ya que sabes cual es el color de unos camarones crudos en buen estado, debes tener en cuenta que si los encuentras de color café o verde, por favor no los consumas!

Características de los camarones en mal estado

Ya sea que vayas a comprarlos o los tengas en el refrigerador, hemos listado una serie de características que te ayudarán a saber si estos deliciosos crustáceos están descompuestos.

Olor demasiado intenso

Las gambas crudas o camarones no deberían oler demasiado o deberían tener un olor ligeramente a sal u océano. Si huelen mucho a “pescado”, dejamos a tu criterio y riesgo emplearlas en tus comidas. Si huelen a amoníaco o lejía, deséchalas, esta es la señal de que hay bacterias creciendo en ellas.

Advertencia:
Si las gambas tiene mal olor no las pruebes para confirmar que están en mal estado: evita una intoxicación.

Carne blanda y viscosa

Las gambas, langostinos o camarones crudos deben estar firmes al tacto y no viscosas. Deben tener caparazones firmes e intactos. Si notas que la cáscara está rota o si las gambas están viscosas (en vez de estar solamente húmedas), asegúrate de deshacerte de ellas y lávate las manos inmediatamente para evitar contaminar otros alimentos.

Otras señales de alarma

Por último, examina las gambas con los ojos. Las cáscaras deben ser translúcidas e incoloras, mientras que la carne del camarón o gamba en sí debe ser blanca y de color rosa o melocotón.

¿Qué aspecto tienen las gambas malas?

Las manchas negras en la cola o en la cáscara son probablemente un deterioro y una señal de que la gamba se está descomponiendo. Las manchas blancas en el camarón son probablemente quemaduras por congelación; en este caso, no son potencialmente peligrosas, pero es posible que no tengan el sabor deseado.

Si los camarones, gambas o langostinos tienen la cabeza intacta, puedes examinar sus ojos para determinar su frescura. Si los ojos están brillantes y húmedos, es probable que estén frescas. Si están secos, encogidos o faltan por completo, las gambas pueden ser viejas.

Comprobando la fecha de caducidad o de venta

Algunas bacterias presentes en los camarones no pueden ser detectadas por nuestros sentidos como humanos, así que no confíes completamente en el tacto, el olor o incluso el gusto. Comprueba también la fecha de consumo preferente y/o la fecha de venta para ver si todavía estás en un rango de tiempo seguro para consumir los camarones. Si los camarones tienen más de cuatro días a partir de la fecha de vencimiento, no te arriesgues y mejor prepara una buena pasta con queso.

¿Cuál es la vida útil de los camarones?

La vida útil de los camarones y también de las gambas depende de varios factores tales como su tamaño y si han sido pelados o no. No obstante, tenemos unos rangos que son realmente útiles como guía.

  • Los camarones crudos sin cáscara se conservan en el frigorífico durante uno o dos días.
  • Los camarones crudos con cáscara duran en la nevera dos o tres días.
  • Los camarones cocidos duran en la nevera tres o cuatro días.

Los camarones cocidos o crudos pueden congelarse durante dos o tres meses y que para almacenarlos adecuadamente, debes envasarlos en un recipiente hermético.

Fotos de camarones en mal estado

Acá te mostramos 2 fotos de distintos camarones echados a perder o en estado de descomposción, por favor observa las señales ya que es muy important que no los consumas.

Foto de camarones en mal estado

Ten en cuenta las señales que anteriormente te comentamos.

Foto de camarones echados a perder o en mal estado

Descongelación de camarones o gambas congeladas

Estos crustáceos pueden descongelarse de un día para otro en la nevera o en la encimera durante un par de horas. Para estar seguros, estos camarones descongelados debes cocinarlos dentro de las 24 horas siguientes a su descongelación.

¿Cómo encontrar los más frescos?

Los camarones, gambas y langostinos más frescos puedes encontrarlos en las costas o en los establecimientos que anuncian marisco fresco recién sacado del agua o que se ha capturado recientemente y a nivel local. Estos crustáceos silvestres generalmente tienen mejor sabor que los de piscifactoría.

camarones frescos sin cabeza

Lo más común es que encuentres camarones en la sección de congelados de tu supermercado favorito: estas son las segundos camarones más frescos ya que se congelaron poco después de ser capturados y no se han descongelado desde entonces.

Por último los camarones que se encuentran en el mostrador de mariscos han sido probablemente congelados y descongelados, por lo tanto es difícil saber cuánto tiempo han estado esperando antes de ser compradas. Sin embargo, puedes comprobar su frescura en el mostrador con los pasos que te mencionamos anteriormente, a diferencia de las gambas congeladas que ya están envasadas.

Recetas Relacionadas